La R.·. L.·. Jovellanos nº 138 levantó columnas en 2004. Su nombre hace un doble homenaje al ilustrado asturiano Gaspar Melchor de Jovellanos (Gijón 1744-Puerto de Vega, 1811) y también a la histórica Logia Jovellanos nº 337 que trabajó en Gijón desde 1912 hasta la caída del Frente Norte en 1937.

Con la estructura federal del Grande Oriente Español, la R.·. L.·. Jovellanos nº 337 pasa a ser R.·. L.·. Jovellanos nº1 de la Gran Logia Regional del Noroeste.

La Gran Logia Regional del Noroeste, donde trabajaron varias Logias además de la Jovellanos y el capítulo Agustin de Lera, del Supremo Consejo del Grado 33 y Último para España, tuvo su sede en Gijón, en un edificio de la calle La Playa.

Al entrar las tropas franquistas en la ciudad, la sede de la Gran Logia Regional del Noroeste es ocupada e incautado todo el material, que es trasladado al archivo de guerra en Salamanca.

Cuando el 1 de marzo de 1940 se dicta la Ley de represión de la masonería y el comunismo, las autoridades franquistas deciden recrear a su manera, en el Archivo de Guerra en Salamanca, una Logia masónica, lo que se hace con la mayor parte del material incautado en Gijón.

Por eso el nombre de nuestra Logia es un homenaje tanto a nuestro paisano Jovellanos, como a los HH.·. que estuvieron antes en la cadena de unión, interrumpida por el odio y el fanatismo.